Cómo convivir o acabar con el despecho

En ambos casos, se debe pasar por la fase de duelocorrespondiente. Antes de llegar al final del mismo – el cual puede ser largo y duro- se van a pasar diversas etapas: sorpresa, negación,… Estás convencido de que os seguís queriendo. Pero no deberías hacerte falsas ilusiones ni expectativas poco realistas. Por tu bien – culpa – te creerás responsable de que esa persona no esté contigo.

Pero, cuidado, nuevamente te estás engañando. Todos tomamos nuestras propias decisiones. Si no está contigo, es porque así lo ha decidido y ello es absolutamente independiente de tu voluntad. Atravesarás etapas de rabia hasta ira por la persona que te ha dejado, tristeza y aceptación. Este es el momento en el que te das cuenta que, cuando has caído hasta lo más hondo, ya sólo queda subir. Te distancias algo de la situación y miras el futuro con más perspectiva que no lo habías hecho hasta ahora.

La venganza

Según un estudio de la Universidad de Missouri (Barber & Cooper, 2014), un 35% de aquellos que finalizan una relación de larga duración deciden mantener relaciones sexuales de una forma desenfrenada mientras que el 25% lo hacen de manera más esporádica.

En este intento de “olvidar” a la persona que un día te hiciera feliz, no se dejan de cometer errores importantes por parte de quien debería olvidar:

  • Iniciar otra relación inmediatamente. Debes dar y darte tiempo. Es necesario para completar totalmente la fase de duelo. Con cada discusión volverá el miedo a perder la relación.
  • Tomar alcohol y/o sustancias de abuso para “olvidar”. No es la solución porque ni se olvida ni la otra persona va a volver.
  • Consumir antidepresivos. Su consumo ayuda ya que actúan a nivel del sistema nervioso central pero no curan porque, de hecho, que te deje tu pareja no es ninguna patología. A no ser que te lo recete el médico o psiquiatra, no es necesario el consumo de medicamentos.
  • Aislarse en el trabajo. No es recomendable porque hace que la persona se hunda en una profunda tristeza que puede acabar en un trastorno depresivo mayor.
  • Chantajear emocionalmente a la otra persona. Con tal de recuperarla, hay quienes se inventan embarazos inexistentes, enfermedades e, incluso, hay los que llegan a las tentativas autolíticas o tanatolíticas.
  • Somos amigos. Es otra manera de no cerrar el duelo. Cuando una pareja rompe no puede continuar siendo amiga, al menos de una forma inmediata. Origina resentimiento y rencor que llevan a una relación basada en la dependencia y el autoengaño.

Cómo superar el despecho

  • ¡Olvidate de la venganza!¡ Pasa página! Si nos dejan, la otra persona queda como la fuerte mientras que nosotros quedamos en una posición de inferioridad. Es, por ello que queremos revertir este sentimiento y, aunque tengamos que esperar, buscaremos el momento propicio para despreciarlo del mismo modo que hiciese con nosotros. Es importante que pases página: olvídate de esa persona, sigue tu vida e intenta ser tan feliz como puedas. Y recapacita; posiblemente esta vez, has “perdido” pero, quizás, la vida te tenía preparado que aprendieras que, para ganar, debes estar dispuesto a perder en algún momento. Esta  es la principal clave de superación el despecho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//graizoah.com/afu.php?zoneid=2010656